Blogia
Kozmic blues again, mama!

Mediterráneo

¿Cuántos años, décadas, siglos, milenios... puede llevar el Mediterráneo siendo fuente de vida y cultura, patio de vecinos de civilizaciones que, fajándose unas contra otras, han salido adelante edificando a su paso lenguas, ciudades, costumbres, filosofías, inventos, avances científicos? Todo está en el Mediterráneo, todo se entiende mirando sus flujos: lo que es más difícil de explicar es cómo a Serrat le cupo en una sola canción. Comienzan a sonar los violines. Suena Mediterráneo.[1]

La costa española hace tiempo que se está convirtiendo en una especie de complejo para turistas. A penas queda nada sin urbanizar. Todo el mundo quiere veranear en la costa mediterránea, todo el mundo quiere una segunda residencia cerca del mar, todo el mundo adora el clima, la gastronomía y la tranquilidad de la costa mediterránea. Por ello, está sobreexplotada, llena de hoteles, apartamentos y segundas residencias. No es solamente uno de los lugares favoritos para los españoles en vacaciones, sino que también lo es para miles de europeos que vienen a España. Y algún encanto tendrá, digo yo, para ser la atracción favorita de tanta gente.

Cada mar tiene su personalidad. Alrededor de cada playa y de cada puerto nace y vive toda una cultura, todo un carácter propio. Y, lo queramos o no, solemos formar parte de ella y ella suele formar parte de nosotros. En parte. Y cuando me paro a pensarlo, me doy cuenta de que, sí, de que realmente me identifica, me identifico como mediterránea. Me identifico con los colores mediterráneos, con la brisa mediterránea, con la comida mediterránea, con la música mediterránea, con el calor mediterráneo, con el ritmo, con los sonidos... Y, en definitiva, con todo esta cultura y este carácter en los que he nacido y crecido.

Al igual que yo, y sin querer exaltar ninguna clase de patriotismo, sé que hay millones de españoles que se sienten identificados con el Mediterráneo y todo lo que le rodea. Por ello, no es extraño que una de las canciones más escuchada, querida y votada como representativa de aquí sea "Mediterráneo" (1971), de Joan Manel Serrat. Y es que Serrat supo colmar y sugerir tantas sensaciones y vivencias en una sola canción que es difícil oírla sin, al mismo tiempo, verla, olerla, tocarla... Y sentir que estamos a la orilla de este Mare Nostrum.

 

Mediterráneo

Quizá porque mi niñez
sigue jugando en tu playa,
y escondido tras las cañas
duerme mi primer amor,
llevo tu luz y tu olor
por donde quiera que vaya,
y amontonado en tu arena
guardo amor, juegos y penas.

Yo,
que en la piel tengo el sabor
amargo del llanto eterno,
que han vertido en ti cien pueblos
de Algeciras a Estambul,
para que pintes de azul
sus largas noches de invierno.
A fuerza de desventuras,
tu alma es profunda y oscura.

A tus atardeceres rojos
se acostumbraron mis ojos
como el recodo al camino...
Soy cantor, soy embustero,
me gusta el juego y el vino,
Tengo alma de marinero...

¿Qué le voy a hacer, si yo
nací en el Mediterráneo?
Nací en el Mediterráneo...

Y te acercas, y te vas
después de besar mi aldea.
Jugando con la marea
te vas, pensando en volver.
Eres como una mujer
perfumadita de brea
que se añora y que se quiere
que se conoce y se teme.

Ay...
si un día para mi mal
viene a buscarme la parca.
Empujad al mar mi barca
con un levante otoñal
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas.
Y a mí enterradme sin duelo
entre la playa y el cielo...
En la ladera de un monte,
más alto que el horizonte.
Quiero tener buena vista.
Mi cuerpo será camino,
le daré verde a los pinos
y amarillo a la genista...
Cerca del mar. Porque yo
nací en el Mediterráneo...
Nací en el Mediterráneo...
Nací en el Mediterráneo...

 

Apenas he empezado a viajar recientemente. Apenas he visto mundo, ni ciudades lejanas, ni paisajes, ni gente distinta, ni siquiera he llegado a pasar meses fuera de casa. Pero, aún así, he salido lo suficiente como para reconocer la sensación de vuelta, como para darme cuenta de qué he echado de menos estando fuera. Y todo esto, de un modo u otro, queda reflejado en esta canción. Desde los atardeceres rojos al amarillo de la genista, volver a verlos me reconforta, y me recuerdan que estoy en casa.

 


[1] Extraído de este comentario sobre la canción: http://www.larevelacion.com/Musica/50/mediterraneo.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Kalitro -

Mediterráneo caca, Atlántico mola. Uh uh.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres